Escuela YoBuceoCUBA: Lugar soñado por buceadores

Por Andrés Dagnone

En julio de 1996, integrando la Capitanía de Actividades Subacuáticas del Club Neptuno, organizamos por primera vez un viaje masivo a latitudes caribeñas. El destino elegido fue Cuba ("La Isla Grande"). 

Habiendo visitado lugares como Cozumel (México), Bonaire (Antillas Holandesas), Palma de Mallorca (España) e infinidad de veces a Brasil, como también recogiendo experiencias de nuestros buzos en otras partes del planeta, nos intrigaba conocer el archipiélago cubano. Formado por 4195 islas e islotes - llamados cayos - destacándose la Isla Grande y una bastante más pequeña: "la Isla del Tesoro", actualmente conocida como "Isla de la Juventud". Dichos lugares hasta hace poco tiempo eran desconocidos por los buceadores, y la información sobre Cuba era ampliamente destacada en revistas europeas, canadienses e incluso muy visitada por Mexicanos.

Fue allí que nos preguntamos: ¿Qué hacen los Mexicanos en Cuba, teniendo un lugar tan hermoso como es Cozumel para bucear?.

cuba97a23metros.jpg (59531 bytes) 

De Izq. a der. Juan Antelo, Roberto Valverde, Miguel Castiglioni, Daniel Russo, Andrés Dagnone, Ricardo Giménez, Alvaro Trujillo, Virginia Lezama, Hugo Parodi, Jorge Aniano, Etc., Etc., Etc., imposible para el fotógrafo. Cuba-Isla de la Juventud. Julio 1997.

 La respuesta fue siempre la misma: Cuba es un paraíso de increíbles bellezas naturales, con playas de muy finas y blancas arenas bañadas por aguas de un color turquesa envidiable, con una vegetación muy agreste y virgen, todavía no explotada por el turismo internacional. Allí nadie tiene apuro y la hospitalidad de los cubanos siempre nos hizo sentir como en casa.

Pese a los problemas económicos que la actual economía cubana tiene, no vimos pobreza extrema y es de destacar un nivel cultural general muy bueno comparándola con los países de la zona.

Toda esta información, sumada a las palabras dichas por el Capitán Jacques Cousteau en su obra "Los secretos del mar":

 "Mi primera inmersión en aguas cubanas fue una experiencia única, buceamos libremente sobre exuberantes jardines vivientes. Una variedad increíble de especies viven entre los árboles de coral, que me recuerdan a los árboles en miniatura llamados bonsái.

Mientras seguíamos bancos de extraños peces caribeños, yo me convencía que la vida fue creada aquí para darse bellamente."

 ...nos decidió a elegir este destino.

En aquella oportunidad partimos con un grupo de 18 buceadores, y elegimos como base de operaciones la ciudad de Varadero. Quien coordinó la contratación del transporte aéreo y hotelería fue siempre nuestro amigo Giorgio Valenti, director de la Agencia de Viajes SIUR, que debemos destacar y agradecer por todos sus consejos y atención para con nosotros.

 mapadecuba.gif (9902 bytes)

oOo

PRINCIPALES PUNTOS DE BUCEO DE CUBA

oOo

 

Alojados en el Hotel Barlovento de la cadena Iberostar, de economía mixta y utilizando el Club Acqua para los servicios de buceo, pudimos conocer puntos de buceo próximos a la Península de Hícacos, como ser: Pino Camacho I, Pino Camacho II, Sara, Pesquero del Pargo, Arenas Blancas, y Los Carrilones. Así como también un navío hundido en Damují River próximo al Cayo del Mono, que se encuentra a apenas 9 metros de profundidad y que tiene una abundancia de fauna sorprendente. En este disfrutamos de observar, alimentar, filmar y fotografiar grandes bancos de peces como ser rabirrubias, angelfish grey (frade o pez ángel gris), angelfish french (pez ángel francés o frade negro), queen angelfish (frade reina), incluyendo una gran morena verde dócil como un gatito, que fue la estrella de la jornada ya que todos nos sacamos fotos abrazados con ella.

cuba96andresconmorena.jpg (33477 bytes)

Andrés Dagnone alimentando peces en el naufragio de Damují River-Varadero-Cuba. Julio 1996.

También pudimos realizar un buceo en caverna de agua dulce a 18 metros de profundidad, en las llamadas Cuevas de Saturno próximos a la ciudad de Matanzas, donde pudimos conocer una especie de pez sin ojos que vive en la oscuridad de la caverna.

No íbamos a volver a Montevideo sin hacer un buceo en el mar Caribe, ya que hasta el momento sólo habíamos buceado en el Atlántico y en una caverna interior. Para ello nos trasladamos por tierra hacia el sur, a Bahía de Cochinos – Playa Girón.

Allí realizamos dos buceos desde costa, saltando de un muelle encontramos un fondo de arena de una profundidad de 2 metros o menos y comienza un pequeño declive hasta una profundidad de 7 u 8 metros a 70-80 metros de la costa, es allí donde comienza un brusco cambio de pendiente (la pared) donde no se ve el fondo que según nos dijeron esta a unos 500-600 metros de profundidad.

Utilizando técnicas de buceo multinivel, buceamos a profundidades que rondaron los 40 metros como máximo y pudimos apreciar el llamado "azul profundo" donde nos sentimos como pájaros ingrávidos volando al lado de una gran montaña casi vertical y debajo de nosotros, un pozo sin fondo. Ningún buceo tuvo visibilidades menores a los 25 metros y la temperatura del agua rondaba entre los 28 y 30ºC, excepto el de caverna en que esta disminuyo a 24ºC.

Todo este cúmulo de sensaciones y placeres nos motivó a resolvernos que esta búsqueda tenía que continuar y no podía quedar allí, sino que un viaje de estas características había que repetirlo, debía pasar a ser parte del itinerario del año para el Grupo, como lo son los viajes a Florianópolis y a Angras que ya llevan más de 10 años con nosotros.

Fue por todo esto que en julio del ’97 decidimos realizar nuestra segunda incursión a Cuba, además de otras ventajas como ser: El tener vuelos directos Montevideo - La Habana a costos muy accesibles. Así como también la cordialidad, la simpatía y la hospitalidad que recibimos por parte del pueblo cubano.

Sorprendiéndonos el profesionalismo mostrado tanto a nivel de los funcionarios de los hoteles como los de las operadoras de buceo. Fue el viernes 4 de julio del pasado año, cuando nuestro grupo compuesto por 25 de nuestros alumnos y amigos partimos con destino a Cuba, una vez más, con el propósito de bucear esta vez en las proximidades de la Isla de la Juventud, también conocida como Isla del Tesoro. Este nombre proviene, según las leyendas, que durante muchos años este archipiélago de 4195 islas fue parada obligatoria de los piratas de los siglos XVI y XVII, sobre todo por el famoso y temido Capitán Morgan. Dicho pirata se cree que enterró un gran botín obtenido en sus numerosas incursiones por la zona en esta isla, de allí el nombre. Dicha leyenda dio motivo para que durante años numerosos turistas y aventureros soñaran con encontrar el tesoro escondido por el Capitán Morgan. Con el paso de los años, la isla pasó a llamarse isla de los pinos y sus habitantes se conocen como los pineros, por poseer gran cantidad de varias especies de coníferas. En la actualidad la isla recibe jóvenes de todo el mundo para cursar estudios en la Facultad de Agronomía, al norte de la isla en Gerona. Su cultivo principal es la toronja y el sur se caracteriza por tener zonas de pantanos y ciénagas, donde hay uno de los criaderos de cocodrilos más importantes de Cuba.

cuba97barco1.jpg (70234 bytes)

Cuba 97: Barco 1: Daniel Russo, Jorge Toth, Guillermo Rocca, Alvaro Trujillo, Patricia Corbo, Teresita González, Miguel Castiglioni, Jorge Aniano, Virginia Lezama, Robertinho, Laura Pintos, Roberto Valverde, "El Fino", Helio y Marinero.

 cuba97barco2.jpg (57068 bytes)

Barco 2: Arriba: Joel, Carlo, mexicano, Alfredo Gette, Cacho Mérola, Pancho, Eduardo Guaglianone, Jorge Saldivia y "el francés". Abajo: mexicano, el papá, Andrés Dagnone y otro mexicano. Hugo Parodi indispuesto, y Ricardo Giménez????....

Al oeste se encuentra el Centro Internacional de Buceo del Hotel Colony a 35’ en avión desde la Habana y a 40 Km. de Gerona. Dicho lugar es elogiado por revistas especializadas y buceadores del mundo entero, por estar próximo a 56 puntos de buceo, y se dice que es el mejor centro de buceo del país. Los 365 días del año tiene temperaturas del agua por encima de los 25ºC y visibilidades de más de 35 metros promedio. "El Colony" fue durante la dictadura de Batista un hotel casino frecuentado por personalidades internacionales, hoy es de los lugares de mejor infraestructura de buceo, por poseer todo lo que el buceador necesita, desde gran comodidad de alojamiento en un ambiente paradisíaco, alquiler de equipamiento, estación de recarga de aire comprimido, más de 300 botellas de buceo, staff de instructores de apoyo en los que se organizan grupos de buceadores de un instructor local por cada 5 buceadores, cámara hiperbárica (modelo PDK-U2, soviética) y Centro de Medicina Hiperbárica.

Todas las habitaciones del hotel balconean hacia el oeste (hacia el mar), donde ha quedado grabadas en nuestras retinas el deleite que provoca ver caer el sol entre palmeras sobre el mar, en la apacible bahía de la Siguanera.

cuba97isladelajuventud.jpg (44424 bytes)

Playa del Colony, Bar "el mojito" a la vista, lugar "muy" visitado.

10 días de viaje con 8 días a todo buceo no fueron suficientes para poder apreciar toda la belleza submarina de los 56 puntos de buceo de la zona.

Lugares como la cueva azul, han dejado imágenes inolvidables para todos nosotros. Este punto es una cueva casi vertical formada por corales que se inicia en una enorme grieta al borde de la pared a unos 13 metros de profundidad, por la que circulan grandes cardúmenes de pequeños peces formando negras nubes submarinas. Es un lugar recomendado para buceadores con cierta experiencia en profundidad, ya que se siente una mezcla de emoción muy gratificante por lo increíblemente bello del paisaje y cierta euforia provocada por la narcosis nitrógena, ya que las salidas de esta gran cueva son a -42m y otra a –58m.

"Al final de la cueva quedamos "colgados" mirando hacia abajo sintiendo la tremenda emoción de observar la increíble belleza del azul profundo".

Un grupo más pequeño, de los tres buzos más experimentados que no sufrieron importantes efectos al bajar a profundidad, tuvo el placer de repetir dicho buceo pre-planificando y pre-simulando la inmersión en nuestras computadoras personales, extrapolando además nuestros consumos de aire para la profundidad programada. Dejando ya de lado los límites de buceo recreativo y realizando un buceo técnico multinivel supervisado. La salida de la cueva azul elegida fue la –58m y la inmersión se planificó a –62m y se cumplió a la perfección. Cuando los PC nos dieron tiempo de no-descompresión cero al minuto o dos de llegar a dicha cota, comenzamos el ascenso a una velocidad no mayor de 10 metros por minuto. Los ordenadores llegaron a dar parada de descompresión a 6m durante 4 minutos como habíamos previsto. Al ir ascendiendo poco a poco el tiempo de descompresión se fue achicando, y al llegar a los 15m aproximadamente, casi final de la pared, el tiempo de descompresión se hizo cero y el crédito para permanecer debajo del agua sin hacer descompresión comenzó a crecer hasta darnos 30 ó 35 minutos de tiempo de no-descompresión, en el que pudimos disfrutar del frondoso arrecife, ya que el que menos, tenía de 20 a 25 minutos más de aire, sin contar el requerido para una conservadora parada de seguridad a los –5m.

"Mirar hacia la superficie desde esa profundidad y ver el sol penetrando más de 60 metros, y nuestros amigos colgados como pájaros en el aire con grandes columnas de burbujas sobre ellos, y de fondo la pared coralina en todos los tonos de azul, es una de esas imágenes tan increíblemente hermosas que son imposibles de olvidar."

 Al ingresar a estas grietas naturales, formadas por los caprichos de la naturaleza, grandes tarpones (sábalos de mar) de 1.30m a 1.60m de largo nos acompañaron y observaron sin inmutarse por nuestra presencia. La gran visibilidad del lugar junto con la biodiversidad del fondo marino cubano a cualquier profundidad, la variedad de paisajes marinos, el colorido, sobretodo la variedad de esponjas y el tamaño de los corales nos sorprendió sobremanera, como es un coral cerebro de 2m de diámetro.

atardece.JPG (57592 bytes)

Atardecer en el Colony. Foto: Andrés Dagnone.

No hay 2 sin 3.

 El 14 de setiembre próximo pasado fuimos hacia el mismo destino, pero esta vez al Centro Internacional de Buceo "María La Gorda", en el extremo oeste de Cuba, próximo al Cabo San Antonio, en donde tuvimos maravillosos encuentros con todo tipo de animales de arrecife. De esta forma tuvimos la oportunidad de guardar en nuestras retinas muchos emocionantes e inolvidables recuerdos. Podrán ver próximamente, otro apartado con un artículo y fotografías de dicho lugar.

 Siempre viajaremos con nuestros alumnos y amigos, y todo aquel que quiera sumarse a nuestro grupo. Así como también aquellos que deseen iniciarse en esta actividad y recibir sus clases de mar abierto en las cálidas aguas caribeñas, pueden comunicarse con nosotros:

Andrés Dagnone
PADI MSDT # 92608
Instructor de Buceo
Club Banco República - Escuela YoBuceo
Montevideo-Uruguay
Tel.(Fax): (+598) 2623-2005
Cel.
095-228-435   099-254-678
E-mail:
yobuceo@adinet.com.uy
Sitio Web: www.yobuceo.com

padiglobo.gif (17080 bytes)

padi.gif (1004 bytes)

pezangelqueen.gif (10744 bytes)

VOLVER al INDICE

VOLVER A PAGINA PRINCIPAL